Siento mucho traer muy malas noticias – pero son de la OCDE

by , under A new era, crecimiento económico, desigualdades, inmigración, Política, postcapitalismo, tecnologías digitales

matar al mensajero

He leído con enorme atención un libro apenas recién publicado en el Reino Unido. “Postcapitalism: a guide to our future” de Paul Mason.

Me dicen que se publicará en breve en castellano. Es un libro que dará mucho que hablar, no tengo la menor duda.

Para mí ha sido como recoger después de 40 años una conversación que tenía en suspenso respecto al origen de la izquierda.

También ha significado pasar una revisión crítica a las múltiples intuiciones que vertí en algunos libros, como el que publiqué con un título muy similar, “La Transición al Postcapitalismo” (Editorial Sistema, 1992), o “Pleno Empleo” (Espasa 1998), o “Homo Globalis” (Espasa, 2005).

 

libros de manu

 

Y ha significado por último, una  REVELACIÓN  sobre el futuro fascinante que nos espera y cómo hacerlo posible.

A ese libro, su comentario, su aterrizaje para España, y sus múltiples consecuencias en numerosos ámbitos de la política, dedicaré muchas reflexiones en este blog en el futuro.

Pero hoy me quería centrar en un análisis que menciona: el escenario que nos pinta la OCDE hasta 2060 – el escenario a largo plazo que nos presentan los expertos de uno de los centros más importante de análisis y pensamiento en el mundo occidental.

Y es un análisis que no podía ser más negro. Yo lo resumiría en cuatro puntos principales:

Crisis-Economica
  • De acuerdo con la OCDE tenemos por delante una larga etapa de un crecimiento económico menor al que estábamos acostumbrados antes de la crisis. Sus proyecciones para el mundo sitúan el crecimiento de PIB en un 3% anual y del 2,7% para los países de la OCDE y los emergentes del G20. Dicho de otro modo, y teniendo en cuenta que los países emergentes crecerán por encima de esa media, el futuro del crecimiento de los países desarrollados, entre ellos de España, será mucho más bajo del que hemos experimentado nunca en nuestras vidas. Además un 75% de ese crecimiento lo aportará el crecimiento de la productividad, y como ese factor, de acuerdo con la propia OCDE,  está sujeto a grandes incertidumbres, es muy posible que el crecimiento económico futuro sea aún menor.
europa refugiados
  • Para mantener el número actual de personas en edad de trabajar, Europa deberá recibir una inmigración de 50 millones de personas, debido al envejecimiento de su población. Pero las resistencias políticas en Europa a esta necesidad están ahí y continúan creciendo. Si esto no ocurre, lo que experimentaremos será una constante disminución de la población en edad de trabajar, del 7%
robot-vs-human-e1379669001150
  • Los trabajos semicualificados serán crecientemente reemplazados por tecnologías. Se conservarán los trabajos de alta cualificación y los de baja cualificación no rutinizables por máquinas inteligentes. Esto tendrá consecuencias importantes en numerosos frentes: las demandas para una educación superior más amplia, para la educación a lo largo de toda la vida, y ocasionará una polarización de las desigualdades en la renta.
contrastes-sociales-desequilibrio
  • Efectivamente, las desigualdades en la renta crecerán, entre un 17% y un 40%. Las desigualdades en países donde hoy la desigualdad es baja, como Suecia o Noruega crecerán para parecerse a las desigualdades actuales en la media de la OCDE, y las desigualdades en los países de la OCDE se parecerán más a las que hoy tienen los EEUU. Dicho en otras palabras, no solamente el crecimiento será menor sino que además se van a acentuar las desigualdades y vamos a tender a parecernos en este terreno a uno de los países más desiguales del mundo, los EEUU

La conclusión que extrae en un análisis similar en su libro Paul Mason es contundente: el sistema capitalista en su forma actual, que es el sistema neoliberal (el neoliberalismo es mucho más que una ideología, es un sistema económico, el actual…pero ya hablaremos de eso en otros posts), nos depara un escenario de casi estancamiento económico para los próximos cincuenta años y de crecientes desigualdades en países como España. Y como él dice en su libro: : “la generación más educada en la historia de la humanidad no aceptará un futuro de alta desigualdad y de estancamiento en el crecimiento.

Lo siento por las malas noticias. Pero no son mías. Son del respetable organismo al que pertenece España, la OCDE.

Claramente, la política de izquierdas no puede continuar proponiendo esquemas reformistas de corte socialdemócrata como si todavía estuviéramos anclados en el período de prosperidad de los 5o-70 del pasado siglo. Hay que pensar en soluciones bastante más novedosas frente a un sistema económico que lo único que nos ofrece son peores escenarios a largo plazo de los que ya tenemos.

La solución? Seguiremos hablando de todo esto en próximos posts…

 

Leave a Reply


  • *